La Frontera

“La frontera” muestra un carro blanco de dos ruedas, el cual está ubicado en un mapa de Medellín dividido por comunas, en este se desplaza el vehículo sin la posibilidad de pasar de una comuna a la otra, simplemente obedeciendo a un patrón, moviéndose de forma aleatoria pero sometido al espacio en el cual se encuentra inmerso.

 

 

 

Rutinas

 

El espectador de la obra puede observar un dispositivo cuadrado provisto de dos ruedas, el cual gira en contra de las manecillas del reloj tal vez apelando a querer regresar el tiempo en un ciclo sin fin, obligado a seguir la línea, sin la capacidad para abandonarla a pesar de que no hay una restricción física que lo obligue a hacerlo, tan solo porque hay unas reglas que debe cumplir y a las cuales se ciñe sin ningún tipo de cuestionamiento.

error: Contenido protegido