Rutinas

La serie rutinas está compuesta por dos obras que enuncian mi inconformidad con el tiempo que tengo libre, en ellas identifico elementos que están asociados con lo rutinaria que puede ser mi vida y como esta se ha visto sometida por múltiples aspectos.

En una segunda expresión encontramos 4 relojes digitales compuestos por display de 7 segmentos los cuales, tienen dos tipos de función, en un primer plano encontramos que 3 de estos tienen la función de determinar cuando alguien está enfrente y aceleran hasta hacer evidente la hora real pero cuando la persona se aparta el reloj se detiene, mientras que el cuarto reloj va contabilizando el tiempo que estuvieron presentes las personas en observación de la obra.

Del conjunto de funcionamiento podemos identificar como la obra se vale del tiempo del espectador para tomar vida, ya que al no haber nadie presente el tiempo parece detenerse, pero en presencia de alguien el tiempo sigue su camino normal.

La obra a pela a un contexto social en el cual, el tiempo como una construcción del hombre y por tal razón, la obra solo hace parte de la realidad cuando hay un espectador presente, cuando alguien de una forma voluntaria o porque no, involuntaria, brinda esa cantidad de energía necesaria para tomar vida la obra, haciendo evidente ese tiempo que ha adsorbido, de esta forma se exalta como en muchas ocasiones entregamos nuestro tiempo, tan solo por pretender hacer parte de una sociedad que lucra a algunos con el sometimiento de otros, o como muchos, se fundamentan en el tiempo de unos para su propio beneficio.

Desde un entorno social encontramos una crítica a la sociedad que desde el fundamento del consumismo, las estructuras de poder, el desarrollo científico y tecnológico, se encamina en una carrera constante en la cual el tiempo se convierte en un aliado o enemigo, posición que deriva del punto de vista. Hay que producir y hay que hacerlo a cualquier costo, pero el tiempo que muchas veces dejamos pasar por alto se convierte en el sustento de otros y en muchas ocasiones no nos damos cuenta de esto y es en ese momento donde se agrava la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido